TARDE DE DOMINGO

29 08 2007

Tum-Tam-Tum!!! Suena un silencio agradable, ya lo decía un sabio, respeta lo que no quieres cambiar. Mientras en mi mente multitud de sonidos acompañan un simple quebranto de dientes, el pálpito de mi corazón y un abrir y cerrar de ojos. Las pestañas se mueven, las siento. Mis labios han cobrado vida, parecen latir con el andar…

Ahora mi sonrisa se despeina por ir en contra de los vientos, y florecen las ortensias del paraiso prohibido. Mis geranios han recuperado el color que meses atrás habían perdido. El invierno volverá, pero ahora me toca a mi mover ficha. En este ajedrez no gana quien mejor juega, si no quien se adelante. Todavía suena el silencio.

Y si elijo ser un avión que atraviese el Atlántico, como dejar el sonido de los reactores, para que en mi azotea aniden golondrinas, y en mi mano no pinchen las espinas. Otro me ha dicho, si no pincha, no duele, y si no duele no vuelve. Que más me dá, si no soy yo el que soñará despierto, son monedas que nunca bailarán en manos encalladas. Son escopetas cargadas, en este planeta que un día dirá no aguanto más. En esta estepa de sentimientos, es esta falta de empatía, en este tiesto donde desborda el agua, en esta tierra donde no hay sitio para más semillas.

Y si mi cama es de cemento, y si mis flores no tienen canciones, y si mis ganas se quedan en el camino, y si un día un sueño se cambia de lugar, espero que cerca de donde puedan anidar los albatros que vuelan con recelo cerca de mi azotea. En donde se me ha olvidado colocar la escalera que lleva a las altas copas de naranjos en flor, flor de azahar que muerde el aire y perfuma tu mirada. Flor de Azahar que persigue mi alma y que mi verso desvela. Flor de Azahar que entre mis linteles se ha echo un hueco, y ahora respira sal de mi cuerpo, que se ha quedado pegada por los años a la sombra de este invierno.

Mientras me escondo bajo tu falda y me emborracho de tu sonrisa, me agazapo en tu mirada y en  tus mejillas busco mis labios perdidos. Buscando un lienzo donde mostrar mi alcoba vacía. Y ahora, luchan en la alborada caballeros de negro, que con una guadaña resultan tristes pasionarias. Te regalo mi forma de andar, por que sin ella no podría ser yo. Te regalo mi esperanza, pues en ella deposito mis ansias de volver a volar.

Advertisements

Accións

Information

One response

29 08 2007
Alberto

¡Calla y escuchá! ¡Se oyen tambores! ¡Tambores de guerra! El lento resurgir de un cuerpo viejo, el amargo despertar de un ser años adormilado. Los vientos del norte traen lluvia manchada de sangre, sonidos de guerra y olor a batalla. Pero sea cual sea la ficha que nos dé jaque mate, aquí tienes para siempre mi espada.

Ni el más valiente, ni el más fuerte, simplemente el más leal de todos tus peones.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s




%d bloggers like this: